El entorno político local y el riesgo de conflicto sociales mineros está generando un clima de incertidumbre que desalienta la inversión minera según el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

La cartera de proyectos mineros cuenta con una inversión total de USD 53.715 millones.La cartera de proyectos mineros cuenta con una inversión total de USD 53.715 millones.

Este año, la inversión minera en el Perú caería 18.5% alrededor de USD 4.371 millones, y para el 2024 se estima una contracción cerca de 2.1% alrededor de USD 4.280 millones. La razón principal es la finalización del proyecto Quellaveco de Anglo American y la falta de inicio de construcción de nuevos proyectos que den continuidad al crecimiento del sector, informó el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

“Los precios de los metales actuales, y los que proyectamos para el 2023 y 2024, están en niveles que normalmente sí promoverían la inversión minera. Entendemos que el entorno político local y el riesgo de conflicto sociales mineros está generando un clima de incertidumbre que desalienta la inversión minera”, sostuvo Katherine Salazar, analista del Scotiabank.

Las inversiones potencialmente más próximas son los proyectos brownfield (proyectos que se desarrollan en el mismo lugar y en paralelo al proceso productivo en curso) Corani de Bear Creek y Reposición Antamina de Minera Antamina que podrían empezar a fines de año si obtienen los permisos requeridos; de lo contrario empezarían en el 2024.

El Ministerio de Energía y Minas (Minem) publicó en enero la actualización de su cartera de proyectos mineros con un total de 47 proyectos mineros por un valor de USD 53.715 millones. Sin embargo, los cronogramas son muy diversos y cada proyecto tiene un entorno particular, aunque la incertidumbre política y social afecta a la minería.

Ese sentido, Scotiabank analizó la situación actual de cada uno de los cuatro proyectos que están en la cartera de proyectos y que empezarían a desarrollarse este año, según el Minem. La información proviene de fuentes públicas de las propias empresas mineras o de la prensa.

Romina

El proyecto Romina, de Minera Chungar subsidiaria de Volcan, es un proyecto brownfield polimetálico (zinc, plomo y plata) que está en la etapa de factibilidad. En junio del 2022, la empresa presentó el Estudio de Impacto Ambiental detallado (EIA-d) al Senace y actualmente se encuentra en evaluación.

Al ser un proyecto brownfield no necesita la aprobación de todos los permisos que necesita un proyecto greenfield; sin embargo, la minera aún se encuentra realizando algunas actividades de exploración y la falta de la aprobación del EIA-d podría retrasar un poco el proyecto.

La unidad minera Romina será la continuidad de la unidad minera Alpamarca y su vida útil se ha estimado en 13 años. Según la minera, los tres primeros años operará a tajo abierto para luego pasar a ser una mina subterránea.

Inversión minera - ScotiabankInversión minera – Scotiabank

Reposición Antamina

Reposición Antamina es otro proyecto brownfield que está destino a dar continuidad a las operaciones de la mina Antamina y ampliar las operaciones hasta el año 2036. Por el lado de los permisos, en abril del 2022, Minera Antamina presentó la solicitud para la evaluación de la MEIA-d y actualmente continúa en evaluación.

Esperan tener la aprobación a mediados de año, cuando anteriormente esperaban que sea en el 1T23. Recientemente, el presidente de Antamina anunció que incrementarán la inversión a USD 2.000 millones, muy por encima de los USD 1.600 millones estimados previamente, debido a costos más altos.

La vida útil de la mina actual expira en el 2028. La empresa no descartó solicitar una extensión más allá de 2036 para la vida útil de la mina.

Magistral

Magistral es un proyecto polimetálico (cobre, molibdeno y plata) greenfield que se encuentra en la etapa de factibilidad. Con respecto a los permisos, el proyecto cuenta con el Estudio de Impacto Ambiental detallado (EIA-d) aprobado en setiembre del 2016.

Sin embargo, en diciembre del 2021, la minera presentó al Senace la Modificación del Estudio de Impacto Ambiental detallado (MEIA-d) que, actualmente, continúa en evaluación. Adicionalmente, en febrero del 2021, el titular del proyecto presentó la solicitud para la autorización de inicio de actividades de explotación (Plan de Minado) que contempla 2 fases, la solicitud fue en referencia a la Fase I del tajo que continúa en evaluación.

El proyecto no ha ingresado la solicitud de la concesión de beneficio. La falta de obtención de permisos retrasaría el inicio de construcción. El proyecto se encuentra en la etapa de exploración hace más de 10 años; y Nexa Resources, propietaria del proyecto, ahora está enfocada en ampliar su unidad minera Cerro Lindo (Ica) donde hallaron nuevos depósitos.

Cartera de proyectos mineros del MinemCartera de proyectos mineros del Minem

Corani

Corani de Bear Creek, un proyecto greenfield que está en la etapa de ingeniería de detalle, es el proyecto que cuenta con todos los permisos de construcción, además de que la empresa ya tendría el financiamiento listo. Bear Creek ya había empezado con la construcción de obras tempranas que incluye la apertura de vías de acceso internas y externas, la edificación del campamento para la etapa de construcción y la construcción de la subestación eléctrica Antapa, la cual inició en setiembre del 2018 y culminó en octubre del 2021.

Sin embargo, lo que nos hace suponer que se podría aplazar más del estimado que registra el Minem es que el proyecto se localiza en Puno, foco de las protestas sociales este año. Debido a este último factor, la confianza de los inversionistas podría demorar en recuperarse y el inicio podría aplazarse.

Según un acuerdo entre la minera y las comunidades aledañas del proyecto, la Compañía Bear Creek realizará pagos anuales de 4 millones de soles (aprox. USD 1 millón por año), a un fideicomiso para financiar proyectos comunitarios.

Aproximadamente, el 1% de la producción nacional de cobre se ha visto comprometida por las protestas sociales, estimó el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.Aproximadamente, el 1% de la producción nacional de cobre se ha visto comprometida por las protestas sociales, estimó el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

La primera cuota se pagó en 2013 y las posteriores estaban supeditadas a ciertos permisos, los cuales se recibieron en junio de 2018. Al 2022, la compañía ha pagado S/ 13.4 millones (USD 3.8 millones) y el cese o interrupción de operaciones causarían recortes proporcionales en los pagos anuales.

Esto podría ser un incentivo para que el proyecto avance, pero nos mantenemos en un escenario cauto. Para el 2024, el Minem espera el inició de construcción el proyecto Zafranal de Minera Zafranal y Yanacocha Sulfuros de Minera Yanacocha.

En cuanto a Zafranal, la minera informó que espera contar con la aprobación del EIA en abril y obtener la aprobación de inversión ante sus dos accionistas: Teck Resources y Mitsubishi Materials, en el 4T24.

Minera Zafranal espera entrar a la etapa de ingeniería de detalle en el 3T23 e iniciar las obras tempranas de construcción en el 1T25. Para el proyecto Yanacocha Sulfuros, minera Yanacocha tiene pensado tomar la decesión de financiamiento en el segundo semestre del 2024 y posteriormente iniciaría las obras de construcción. Recientemente, en una entrevista, voceros de la minera anunciaron que también consideran la opción de no continuar con el proyecto y poner la operación en cuidado y mantenimiento, añadiéndole mayor incertidumbre al inicio de construcción.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.