Una de las actividades ilegales que mayores utilidades deja a los grupos armados al margen de la ley es la explotación del coltán, también llamado ‘oro azul’, mineral que se encuentran en cuatro departamentos del país y en Venezuela.

De acuerdo con las autoridades, el que se extrae del vecino país es de mejor calidad por ello su precio es el más alto.

Sin embargo, el Eln, las disidencias de las Farc y otras organizaciones, no renuncian al narcotráfico y a las actividades mineras ilegales, de acuerdo con la información oficial.

Es por ello que según dijo el director de Carabineros y Seguridad Rural, general Jesús Alejandro Barrera, a EL NUEVO SIGLO, las autoridades colombianas controlan desde 2009 la explotación ilegal de coltán y desde esa fecha se han decomisado cerca de 25 toneladas de este mineral.

Explicó el oficial que el coltán tiene usos en la industria de las nuevas tecnologías, especialmente en la fabricación de teléfonos móviles, computadores, satélites artificiales, armas teledirigidas, cohetes, misiles y plantas nucleares, entre otros usos.

Dijo que desde el mismo momento en que se dio a conocer la existencia de reservas de coltán en Venezuela estimadas en US$100.000 millones, esto hizo eco en Colombia sobre posible existencia de este mineral en los departamentos de Vichada, Guainía, Guaviare y Vaupés.

Añadió que “teniendo en cuenta que Colombia dejó de reportar producción de coltán desde el 2018, la actual dinámica se vendría generando a través del contrabando desde Venezuela, donde emplearían el país como plataforma de triangulación para las exportaciones”.

Señaló que “pese a que en 2018 se registró el último reporte de producción, para el cierre del 2019, fueron exportadas 6.3 toneladas de coltán, lo que demostraría su posible asociación con el contrabando desde Venezuela”.

En cuanto a los decomisos del mineral, reveló que desde el 2018 y lo corrido del 2021, la Policía ha desarrollado 12 casos operativos contra la extracción ilícita de coltán, 8 en el de Vichada, 3 en Guainía y 1 en Meta, con el decomiso de 3.014 kilogramos de este mineral estratégico.

“El 41% (1.250 kilogramos) del mineral incautado se obtuvo durante controles en aeropuertos, el 40% (1.216 kilogramos) bajo orden de allanamiento y el 18% (548 kilogramos) durante controles en vías nacionales”.

Indicó que el pasado 12 de marzo en una operación conjunta con el Ejército, la Armada y la Policía fueron halladas cerca de seis toneladas de arenas negras con coltán, en aguas del río Guaviare, en Guainía, en la zona fronteriza con Venezuela.

De acuerdo con los servicios de inteligencia del Estrado, el coltán decomisado, al parecer, pertenecería al grupo armado organizado residual GAO-r ‘Acacio Medina’ de las Farc.

De otra parte, el 12 de septiembre de 2012, la Policía decomisó 17 toneladas de Coltán en predios de un asentamiento indígena del Vaupés, cerca de la frontera con Brasil.

En base a la información oficial, por la época de los hechos, su valor fue estimado en más de US$1,36 millones y fue encontrado en Tapurucuara, remoto paraje de Mitú, departamento del Vaupés.

Los servicios de inteligencia señalan que, al parecer, el mineral habría sido extraído por indígenas de la región, que lo venden a precios irrisorios a bandas de contrabandistas y grupos armados ilegales, entre ellos las disidencias de las Farc y el Eln.

Precios de la tierra

El general Barrera señaló que “existe poca certeza de que los hallazgos del coltán en los departamentos del Vichada, Guainía y Vaupés, modificaran los precios de la tierra, especialmente, donde se encuentran los yacimientos de este mineral”.

Reiteró en que “existe poca certeza del potencial real de coltán en Colombia, observándose diversos pronunciamientos y especulaciones, sin identificarse de manera oficial yacimientos o reservas del mineral, sin embargo, actualmente no se cuenta con ningún título minero en etapa de explotación para la extracción de este mineral, de acuerdo con la fuente oficial de Agencia Nacional Minera”.

Sin embargo, dijo que “en Colombia se concentraría la producción de coltán en los resguardos de la cuenca media y alta del río Inírida, Remaso y Chorrobocon en Guainía y la Reserva Nacional Natural Puinawai. En 2012 Guainía fue declarado como zona de reserva minera estratégica, ostentando cerca de 1.1 millones de hectáreas protegidas ambientalmente”.

Aclaró que “frente a este contexto sería preciso indicar que la posesión de estas tierras sería del Estado colombiano motivo por el cual su valor es intangible y no negociable”.

Así mismo, reveló que el control al contrabando del mineral es dispendioso, pero se adelantan procesos y métodos de investigación por parte de las diferentes especialidades de la Policía y se ha evidenciado que en Colombia el transporte de arenas negras se estaría realizando vía fluvial y aérea, junto con otros minerales como el oro”.

Indicó, que otra “modalidad para transportar coltán proveniente del contrabando es camuflarlo con los insumos obtenidos de la explotación de material de arrastre, modalidades que han sido puestas al descubierto a partir de las acciones operativas efectuadas para el control de este mineral”.

“La elevada cotización de este tipo de minerales en el mercado, hace que sean de mucho interés para los grupos delictivos, que mantendrían injerencia criminal en estas zonas del territorio. El control de las rutas de contrabando de coltán sería efectuado por los grupos armados residuales de las Farc ‘Acacio Medina’ y el frente ‘José Daniel Pérez Guerrero’ del Eln, de acuerdo con la zona de injerencia”, explicó el oficial.

Prioridades

De otro lado, el oficial indicó que “la prioridad estratégica de estas estructuras continúa siendo el control del narcotráfico y la extracción ilícita de oro”.

“El contrabando del coltán provendría de primero la Zona del Río Pargüaza, en el Estado de Bolívar, Amazonas y Apure y segundo de la Sierra del Imataca, en Delta Amacuro del Arco Minero del Orinoco, en Venezuela, donde posteriormente el coltán ingresaría a Colombia por el Vichada y Guainia vía fluvial.

Las agencias de Seguridad del Estado señalan que los contrabandistas del llamado ‘oro azul’ pretenden sacarlo por la zona fronteriza con Brasil y Venezuela para ser trasladado a países como Alemania, Bélgica, Kazajistán y Estados Unidos, entre otras naciones receptoras.

Sobre eventuales muertos y desplazamientos de indígenas que abandonan sus resguardos por amenazas e intimidaciones de grupos armados al margen de la ley, el general precisó que “entre el año 2020 y lo corrido del 2021, los departamentos de Guainía, Vichada y Vaupés reportan un total de 34 homicidios, (23 en Vichada, 7 en Guainía y 4 en Vaupés), de los cuales cuatro fueron asociados a Grupos Armados Organizados y el resto a factores sociales como riñas, atracos y violencia intrafamiliar, entre otros”.

Afirmó que la Policía está preparada para enfrentar este fenómeno silencioso a través de la Estrategia Nacional Contra la Minería Ilícita (Eimil), por medio de la cual articula las capacidades institucionales en el territorio para contrarrestar la explotación ilícita de yacimientos mineros. De igual forma de manera focalizada se desarrollan actividades operacionales coordinadas conjuntas e interagenciales por parte de la Unidad Nacional Contra la Minería Ilegal Unimil, con el propósito de impedir el avance del fenómeno”.

Por último, sentenció el director de Carabineros y Seguridad Rural, el general Jesús Alejandro Barrera Peña, que a través del mecanismo del Centro Integrado de Información e Inteligencia Minero Ambiental CI3-MA, el Ministerio de Defensa priorizó cinco zonas por su alta atención frente a la explotación ilícita de minerales, en las que se encuentra la zona denominada Guainía y Frontera con Venezuela.

Fuente; El Nuevo Siglo

Leave a Reply

Your email address will not be published.