Un día “histórico”.
Así han calificado desde diversos sectores políticos y sociales de El Salvador el hecho de que, tras más de una década de lucha y un esfuerzo conjunto de organizaciones sociales, ambientales, educativas y el peso decisivo de la Iglesia católica, el país haya prohibido la minería metálica.
Este 27 de abril fue publicada en el Diario Oficial del país centroamericano la Ley de Prohibición de la Minería Metálica que aprobó hace un mes la Asamblea Legislativa, con los votos de 69 de los 84 diputados.
Establece el principio de que la minería de metales afecta al medio ambiente y la salud de las personas y constituye “una amenaza para el desarrollo y bienestar de las familias”.
La prohibición incluye las actividades de exploración, extracción, explotación y procesamiento a cielo abierto y subterráneo, y también impide el uso de químicos tóxicos en cualquier proceso de minería metálica.
“No queremos plata, no queremos oro, queremos el agua”: así es Cajamarca, el pueblo de Colombia que derrotó a la minería
Cajamarca, el pueblo de Colombia que le dijo no a la explotación minera
“Es una decisión histórica, valiente y decisiva, nuestro país territorialmente es muy pequeño y practicar la minería metálica significa prácticamente un suicidio”, le dice a BBC Mundo Guillermo Gallegos, presidente de la Asamblea Legislativa.
Desde 2005 se habían presentado al menos seis iniciativas similares pero, esta vez, el decidido apoyo que la Iglesia católica, muy poderosa en el país, le dio a la ley ahora aprobada el empuje necesario para recibir el apoyo de los políticos.

“El acompañamiento de la cúpula de la Iglesia católica y el clero puso una presión social sin precedentes que facilitó y aceleró el proceso”, le asegura a BBC Mundo Jeannette Aguilar, directora del Instituto Universitario de Opinión Pública (Iudop) de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA).

La Iglesia junto a la UCA y organizaciones sociales presentaron a comienzos de febrero el proyecto de ley y en marzo entregaron ante la Asamblea Legislativa más de 33.000 firmas de personas que apoyaban la aprobación del mismo.

De acuerdo con una encuesta realizada por el Iudop el año pasado, el 77% de la población consideraba que el Estado debía prohibir la minería metálica.

Leave a Reply

Your email address will not be published.