Con 40 niños y sus familias, mineros ilegales en el municipio de Anorí, Nordeste antioqueño, habrían armado un escudo humano para evadir los operativos de la Policía y ser capturados.

Así lo afirmaron las autoridades tras establecer que, en el sector conocido como Madre Seca, aprovechando la cercanía de un colegio rural al sitio donde se llevaba a cabo la minería ilegal, los lugareños “instrumentalizaron” a los menores de edad para burlar el accionar de la fuerza pública e impedir la destrucción de la maquinaria.

No obstante, en el marco del operativo “Nordeste Fase I” la Policía, en apoyo con la Fiscalía, el Batallón Bomboná y el Comando Aéreo de Combate No. 5 de la Fuerza Aérea Colombiana, logró intervenir cinco minas ilegales, una a cielo abierto y un socavón.

Once personas fueron capturadas, de las cuales nueve trabajaban en socavones de oro sin medidas de seguridad. También se logró la destrucción de cuatro máquinas y dos motores que estos sujetos usaban para llevar a cabo su actividad.

“Los mineros no contaban con los permisos correspondientes de licencia ambiental y titulación minera, generando un daño ambiental irremediable al usar indiscriminadamente mercurio y cianuro. Además, para poder ejercer la minería dragaban la quebrada el Hatillo, que surte de agua a este sector de la región, siendo más afectadas las personas que se encuentran cerca a esta actividad”, detalló la Policía.

Los cargos que les serán imputados a los once capturados son: explotación ilícita de yacimientos mineros, daño y contaminación en recursos naturales e invasión de áreas de importancia ecológica.

Desde el primero de enero a la fecha, en el combate frontal contra la minería ilegal, las autoridades informaron que lograron capturar a 1.092 personas y destruyeron 121 unidades de maquinaria pesada.

Diego Zambrano Benavides
DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES

Periodista de la Universidad de Antioquia interesado en temas políticos y culturales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.