Dado que los lugares donde se emplazan este tipo de faenas, generalmente alejados de centros urbanos y con dificultades de acceso, los sistemas modulares simplifican su instalación versus la construcción tradicional.

Chile lidera los países con más tecnología y avances en materia de campamentos mineros. Y es que las condiciones geográficas y ubicación de las inversiones mineras han desarrollado una industria de primer nivel, tanto con aporte de empresas nacionales como extranjeras, dadas nuestras exigencias logísticas de alojamiento del personal en lugares cercanos a las minas y lejos de los centros urbanos.

Así lo asegura Miguel Ropert D., presidente del Consejo Especialidad Ingeniería Civil del Colegio de Ingenieros de Chile, quien resalta que nuestro país es muy importante en inversión minera, tanto de nuevas inversiones como de proyectos de crecimiento y mejora en minas existentes.

“En general, nuestras minas están alejadas de los centros urbanos, muchas de ellas en zonas cordilleranas y de difícil acceso. Esto obliga a planificar sistemas de turnos al personal, generando la necesidad de alojar gran cantidad de personas en zonas cercanas a los proyectos, lo que se materializa con la construcción de campamentos mineros”.

Al respecto, comenta que la estrategia en el desarrollo de estos proyectos requiere gestionar las mejores prácticas para el bienestar de los trabajadores en estas faenas, y el alojamiento es un tema relevante en esta materia.

Sistemas modulares

Los sistemas modulares son actualmente las soluciones más adecuadas para las actividades mineras, ya que permiten su construcción en menos tiempo y con menor necesidad de mano de obra.

Miguel Ropert explica que dado que los lugares donde se emplazan este tipo de faenas, generalmente alejados de centros urbanos y con dificultades de acceso, el hecho que sean modulares simplifica su instalación versus la construcción tradicional.

“Además, requiere menos mano de obra, lo que es muy importante para disminuir los problemas logísticos en la construcción y habilitación de los campamentos mineros”.

A su juicio, lo anterior presenta otra ventaja, que es poder recuperar las instalaciones una vez terminadas las faenas para las que fueron necesarias, y que se pueden volver a usar en otros proyectos propios o vender a terceros, bajando en forma importante los costos de estas inversiones.

Otro aspecto importante, asegura, es que estas soluciones son livianas, y tienen un muy buen comportamiento en países sísmicos como el nuestro.

Tendencias

En los proyectos de inversión minera, las condiciones de trabajo del personal son un tema de gran relevancia.

“La gestión de personas es clave para obtener las productividades requeridas, además de generar el clima laboral adecuado a las exigencias del trabajo en una mina”, precisa el presidente del Consejo Especialidad Ingeniería Civil del Colegio de Ingenieros de Chile.

Y agrega:

“Los diseños actuales de los campamentos mineros deben cumplir con estas exigencias, incorporando los mejores estándares en materiales y soluciones constructivas”.

En este contexto, asegura que los diseños son cada vez más sofisticados, incorporando aislación térmica, comodidad, espacios adecuados, servicios sanitarios de primer nivel y, en general, calidad para habitar en ellos en muy buenas condiciones.

Economía y Negocios, El Mercurio

Leave a Reply

Your email address will not be published.