La variedad de mayor pureza de cuarzo recibe el nombre de cristal de roca. Se compone casi en su totalidad de dióxido de silicio, principal compuesto de este mineral, y apenas se encuentran en él trazas o impurezas, de ahí su nombre.

El cuarzo es el mineral que más abunda en la superficie de la Tierra. Sin embargo, encontrarlo en estado puro no siempre es fácil. De hecho, según la combinación de dióxido de silicio que se tenga, este se puede convertir en otro mineral, como sucede si contiene muchas impurezas de hierro, que es cuando se conoce como amatista.

Por eso entendemos el cristal de roca como un dióxido de silicio prácticamente puro, sin apenas impurezas que puedan afectar a su color. ¿Cómo podemos saber que no las contienen? Sencillamente porque es transparente, sin defectos en su coloración, que es inexistente.

Y precisamente por eso a veces se considera este cuarzo de pureza casi perfecta como una piedra preciosa, pero a muy bajo coste, e incluso se usa como imitación del famoso diamante, pese a que, por sus características particulares, no se pueda considerar como tal.

Y es que, en realidad, el cuarzo no se usa como piedra preciosa, sino como aplicación industrial y tecnológica. Se utiliza para fabricar vidrios, relojes, componentes ópticos, etc. Además, lo verás en dispositivos electrónicos, microchips, procesadores, etc., gracias a su uso como excelente semiconductor.

En qué destaca el cristal de roca

Según las impurezas que encontremos en el cuarzo, nos enfrentamos a diversos minerales o variantes, ya que es común verlo junto con hierro, titanio, sodio, potasio, litio, etc.

El cristal de roca aparece en el grado 7 de la Escala de Mohs, por su dureza, y como clase 4 en la clasificación de Strunz dentro de los minerales compuestos por hidróxidos u óxidos.

Por lo general, el cristal de roca se muestra en su forma cristalina ideal cuando se observa como una especie de prisma de seis caras donde cada una termina en un extremo como una pirámide también de seis caras.

Entre sus características básicas, encontramos que confiere piroelectricidad y piezoelectricidad. Gracias a esta segunda, adquiere polarización eléctrica al someterse a tensiones metálicas. Debido al primero observamos que también responde generando polarización eléctrica a cambios de temperatura.

Este semiconductor se puede usar como aislante o también como conductor si se aplican las condiciones adecuadas. Por ello sus aplicaciones industriales y electrónicas.

El cuarzo se encuentra entre las rocas silíceas del magma, pero también se forma en respiraderos hidrotermales, pudiendo llegar a medir varios metros y pesar cientos de kilos.

Fuente; Okdiario/Pedro Gonzales

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.