Además de la posibilidad de la extracción de uranio, Argentina y Rusia podrían llegar a un acuerdo para renovar vagones y trenes del ferrocarril San Martín.

El Gobierno argentino de Alberto Fernández estudia la posibilidad de incursionar en proyectos relacionados con la explotación de uranio con tecnología de la corporación de energía nuclear de Rusia Rosatom, afirmó este jueves el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Jorge Neme.

“Hace pocos días recibimos una oferta de la Embajada rusa y de la empresa Rosatom de explorar las posibilidades de desarrollo de minería de uranio”, señaló el secretario durante una teleconferencia con medios de comunicación que presidió el canciller Felipe Solá.

La explotación de uranio se realizaría con “nuevas tecnologías amigables con el medio ambiente” de la corporación estatal Rosatom, una posibilidad que el Ejecutivo nacional espera comprobar antes de trasladar esa propuesta a las provincias que tienen yacimientos de uranio.

Además de la posibilidad de la extracción de uranio, Argentina y Rusia podrían llegar a un acuerdo para renovar vagones y trenes del ferrocarril San Martín.

Además de la posibilidad de la extracción de uranio, Argentina y Rusia podrían llegar a un acuerdo para renovar vagones y trenes del ferrocarril San Martín.

COOPERACIÓN FERROVIARIA

Rusia, por otro lado, está participando en una licitación internacional promovida por el Gobierno para renovar los vagones y trenes del ferrocarril San Martín, que comunica la ciudad de Buenos Aires con el noroeste bonaerense.

“En este momento estamos con un intercambio fuerte con la industria ferroviaria rusa que tiene una base en Buenos Aires”, destacó Neme durante su intervención.

En términos generales, el secretario reconoció un “fluido contacto con la Embajada rusa en Argentina”. “Argentina es proveedor de carne y de frutas a Rusia, y Rusia es un gran productor de granos”, especificó.

Las relaciones diplomáticas entre Argentina y la Federación Rusa tienen el carácter de asociación estratégica integral en base a la declaración conjunta que suscribieron en 2015 la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su par ruso, Vladímir Putin.

Leave a Reply

Your email address will not be published.